Instrumentos Clandestinos (El Ney)

Por Mario Efron


El ney o nay es una flauta de caña muy presente en la música árabe, persa y turca y digo que es una antigua flauta porque se han encontrado imágenes de músicos tocando el ney en las pirámides de Egipto.
La forma de producir el sonido en el instrumento es muy particular, en general estamos acostumbrados a ver flautas traversas o rectas, como la quena, pero en el caso del ney se trata de una flauta oblicua. El músico debe poner sus labios en una posición como para silbar y con la flauta a 45 grados tiene que colocar el filo de la embocadura justo en la salida de aire de tal forma que la columna de aire choque contra el filo de la caña. Sacarle un sonido al ney no es una tarea sencilla y puede ser muy frustrante al principio.
Para construir este instrumento se utiliza caña de castilla, es una caña muy común que suele crecer al costado de los ríos. Es necesario sacar los nudos internos de la caña para que nos quede un cilindro hueco, la embocadura está hecha de una pieza torneada que puede ser de hueso o una madera dura. Hay neys en donde se sopla directamente en la caña pero me han comentado que esa embocadura de hueso ayuda a conseguir un sonido mejor. Los agujeros para digitar se pueden hacer con una herramienta cortante o directamente atravesando la caña con un fierro caliente.
Una vez terminado un detalle importantísimo es aceitarlo. Tuve oportunidad de probar un ney y no pude sacarle un sonido limpio hasta que me aconsejaron aceitarlo por dentro y por fuera con aceite de avellanas o de sésamo.
El ney es un instrumento diatónico, esto quiere decir que un ney nos sirve para tocar en una única tonalidad, si queremos cambiar a otra tendremos que cambiar de instrumento. Por eso los músicos suelen tener un set de 7 neys. El más largo, de sonido grabe, puede medir unos 95 centímetros y el más corto, más agudo, unos 52 centímetros.
El mas largo se llama Davud, tiene un sonido grabe muy profundo y es un instrumento indispensable en la música Sufí. El sufismo es una rama del Islam, unos de los miembros más importantes de este grupo religioso son los Derviches giróvagos, estos hombres son una especie de monjes ascetas que hacen hacer votos de pobreza. Utilizan una vestimenta muy particular que consiste en un sombrero alto sin ala, una chaqueta y una pollera larga y holgada. Este grupo realiza una ceremonia muy llamativa, mientras un conjunto de tambores y neys toca, los derviches comienzan a girar y girar en su propio eje, es muy lindo verlo porque las polleras, que suelen ser de distintos colores, se expanden creando un espectáculo visual impactante. Llama mucho la atención verlos girar y que no pierdan el equilibrio, según dicen los propios Derviches “al principio puede ser difícil pero después de unos meses de practica se convierte en algo natural”. Para los derviches esta “danza” es una forma de entrar en transe y lo justifican con esta frase: “en el universo todo gira, desde la más pequeña célula hasta las galaxias, nosotros giramos para unirnos a esta oración universal”.
A continuación vamos a escuchar un ensamble de música Sufi tocando el tema Niyas Ayini, seguido por un Taksim que es una improvisación solista, en este caso tocada en ney por el músico Kudsi Erguned.

No hay comentarios: