Casos y Letras: Juan Balboa Boneke


Por M. Emilia Sganga

La letra en movimiento, en viaje, en exilio, es parte de la historia y la crea al mismo tiempo.

Para recorrer parte de este movimiento, nos centraremos en la obra de Juan Balboa Boneke.

Repasar su obra nos lleva por el mismo camino que la historia de su país, Guinea Ecuatorial.

Nacido en 1938 en Rebola, en la Iisla de Fernando Poo (actual Bioko), en épocas en que su país continuaba siendo una colonia española. Así, Boneke ingresa en la Escuela Superior de Santa Isabel, para cursar estudios de Magisterio, y luego viaja a España, para continuar sus estudios y allí será cuando comienza a escribir.

En 1969 regresa a Guinea Ecuatorial, al poco tiempo de haberse independizado (1968). Tras las primeras elecciones fue elegido como presidente Francisco Macías Nguema. En este contexto se enmarca el regreso de Juan Balboa Bonete. Pero su proyecto, igual que los de otros miles de guineanos que acogieron la independencia con gran esperanza, se vieron truncados cuando Macías Nguema comienza a concentrar todos los poderes en su persona, convirtiendo su gobierno en una dictadura, con una Constitución elaborada a su tamaño y proclamándose él mismo como presidente vitalicio. A causa de sus métodos dictatoriales, más de 100.000 personas escaparon a países vecinos; al menos 50.000 de los que permanecieron en el país murieron, y otros 40.000 fueron sentenciados a trabajos forzados.

Este es el contexto en el que sitúa la obra del exilio de Juan Balboa Boneke quien tuvo que abandonar el suelo natal en contra de su voluntad, regresando a España.

Sus poemas se encuadran en la precariedad en la que vive el escritor, en una especie de no-lugar, de desarraigo. Características que fueron transformando a sus poemas como formas de resistencia cultural pero la clandestinidad complicó cualquier intento de publicación de sus obras.

Y nuevamente la historia política envuelve y traza el camino del escritor: el 3 de agosto de 1979, Francisco Macías Nguema fue derrocado por su sobrino, el Teniente Coronel Teodoro Obiang con el llamado “Golpe de Libertad”. Un golpe que, según observa Juan Balboa Boneke (1996), “nació bajo los auspicios de una consigna bien definida. Los mensajes eran de esperanza, de reconciliación, de paz, de justicia social para todos, de libertad y de democracia”.

Así, para 1984, Juan Balboa decide regresar a su país, animado por deseo de participar en esta nueva etapa. Y así comienza su participación política, formando parte primero de la Agrupación Hispana de Escritores y llegando a desempeñar importantes cargos como Consejero Asesor de la República en materia de Información, Turismo y Cultura, luego como Ministro del Trabajo y Promoción Social y por último como Ministro de Cultura.

Fue en su regreso cuando sus publicaciones comienzan circular, haciendo del exilio el principal tema abordado. Tanto su creación poética, El exiliado (1982), Desde mi vidriera (1983), Requiebros (1992) y Sueños en mi selva (1987), como sus ensayos ¿Dónde está Guinea? (1978) y La transición de Guinea: historia de un fracaso (1998), y su única novela El reencuentro: el retorno del exiliado (1985) son parte de esta experiencia dolorosa, que se convirtió en una forma de resistir desde lo escrito, al desapego de su tierra.

Su novela El reencuentro. El retorno del exiliado (1985), es definida por él mismo como un texto que “… recoge la realidad de mi regreso al país, tras los largos e interminables años de exilio en España. Con ese regreso me “reencuentro” con mis raíces. Me planteo muchas preguntas a ese “reencuentro” ya en camino, en ruta hacia mi país, surge la pregunta: ¿con qué me voy a encontrar? Muchas cosas han cambiado, es más de una década de ausencia. ¿Qué sociedad me espera?, ¿entenderé a ese pueblo?, ¿ellos me entenderán?”. En esta novela narrada en primera persona, es no solo en la crónica de su regreso sino que además cuenta con personajes que intentan construir un retrato de lo que él mismo añoraba, creando un puente constante entre su infancia, su exilio y los días por venir. Aparecen muchos modismo y que traduce al español entre paréntesis, e introduce también expresiones y frases hechas, como saludos y rezos.

Los primeros años luego de su regreso a Guinea Ecuatorial le permitieron ser parte de una ilusión de reconstrucción política, social y cultural. Fue por entonces cuando sus obras se publicaron y lograron difundirse. Pero muy pronto los proyectos se ven truncados, a medida que se va consolidando el régimen de Obiang, la libertad de expresión fue restringida, comenzando un periodo de represión, torturas y encarcelamiento de opositores. Estas circunstancias hicieron que Juan Balboa Boneke renuncie a su cargo político y emprenda el camino hacia su segundo exilio.

Su escritura, sus poemas y ensayos se encuentran marcados por estos constantes desarraigos que van haciendo de su letra un documento plagado de anhelos y descripciones de sus experiencias, no solo de su propia vida sino que al mismo tiempo intenta retratar costumbres, modismos y rituales de su pueblo. Así sus obras se convierten en una resistencia desde la palabra, donde el no lugar, la ausencia, se resignifica y se colma de descripciones que le dan vida y lo resitúan en su tierra.

¿DONDE ESTAS, GUINEA? – Juan Balboa Bonete (1978)

¡Oh! Guinea Patria mía,
hoy gimes y lloras de dolor,
a voz en grito clamas
y lloras tu esclavitud;
en tus hijos buscas tu Libertad,
pero... éstos ¿dónde están?

Los retoños, de tus entrañas fruto,
errantes vagan por el orbe
entre sí aislados, ciegos y errados,
mendigando no sé qué solución
para tu Libertad alcanzar;
mientras tu lloras, y sollozos de dolor,
pero... éstos, ¿dónde están?

Anegado en llanto y dolor aguardas;
las horas se tornan días,
los días años y éstos siglos;
mientras te retuerces de dolor y angustia,
y de tus hijos imploras tu Libertad;
tus retoños ¿dónde están?

¡Oh! Guinea, errante,
Guinea del exilio: ¿dónde estás
y qué haces para a tu madre salvar?

Lloras tu soledad y orfandad,
impasible y sordo
de espaldas vives al llanto y dolor
de aquélla que el ser te dio,
aislados hermanos a hermanos
buscas su Libertad,
pero juntos. iOh! Guinea errante
qué haces para a tu madre salvar.

¡Oh! Guinea errante,
Guinea del exilio: ¿Dónde estás?

1 comentario:

La mujer desactualizada dijo...

Ojo, corregid el segundo apellido, es Boneke..