Ali Farka Touré

Nacimiento de una historia

Nació en el año 1939 en una aldea musulmana cerca de Gourma Rharous, en la región norte de Tombuctú. Fue el hijo número 10 y el único que logró sobrevivir a una dura infancia. El apodo de Alí era “Farka” y su significado es “asno”, un animal que es admirado por su empeño y persistencia.

Las raíces de Ali Farka Touré provenían de los antiguos pueblos songhai y fula del norte de Mali. Habiendo muerto su padre en la Segunda Guerra Mundial, luego de servir al ejército francés, Ali apenas pudo asistir a la escuela, pues estuvo dedicado en toda su infancia al cultivo del campo. Luego se dedicó a ser aprendiz de sastre, chofer y mecánico pero la música acaparaba su concentración y por ello tocaba en ceremonias espirituales utilizando guitarras y violines de una sola cuerda o un laúd de cuatro cuerdas.

Su familia era noble y, por ende, desaprobaron su determinación musical puesto que en la sociedad de Mali la profesión de músico se hereda y el derecho a tocar música pertenece a una casta particular. Sin embargo, a los 10 años comenzó a tocar la guitarra y una vez que la dominó se dedicó al djerkel, un instrumento africano de una sola cuerda. A su vez, tocaba el njarka (violín). Ambos son instrumentos tradicionales maliences como la flauta peul, la flauta de bambú o el n´goni.

En el año 1956 Ali Farka Touré tuvo la posibilidad de ver actuar al guitarrista Keita Fodeba en Bamako, lo que inspiró a Ali a concentrarse en dicho instrumento. No importaba si era con una guitarra prestada, Ali encontró que era fácil traducir la técnica de los instrumentos tradicionales a la guitarra occidental. Este hecho, sumado a la independencia del gobierno Mali, en 1960, promovió la constitución de un grupo musical La troupe 117. Este grupo estaba integrado por Touré y su crecimiento se vio favorecido por la coyuntura que atravesaba Mali, ya que el gobierno promovió la música tradicional.

La troupe 117 actuó en varios festivales y a fines de 1960 representaron a Mali en ciudades como Sofia, en Bulgaria. Allí, Farka tuvo la posibilidad de conocer a artistas como Ray Charles, Otis Redding y John Lee Hooker y fue entonces que descubrió a la música afro norteamericana.

Ya instalado en Bamako estudió la carrera de ingeniero de sonido y la ejerció hasta 1980 combinando esta profesión con la de granjero. En paralelo y en contacto con la música occidental, en 1976 publicó su primer disco: “Farka” en una compañía francesa y comenzó a dar conciertos por África Occidental. Fue aquí donde desarrolló con gran ímpetu su interés por el blues al encontrarle similitudes con la música africana.

De este modo, se convirtió en el primer intérprete de blues africano con una popularidad masiva en su región natal. Cantaba habitualmente en lenguas africanas como el songhai, fula y tamacheck.

En los 80 se instala en Niafunké para atender su granja pero para ese entonces, Ali Farka Touré ya era conocido en Occidente por sus trabajos musicales que contaban con la colaboración de músicos internacionales. Por ejemplo, Taj Mahal en el disco “The source” y Ry Cooder en “Talking Timbuktu”. De hecho, por este trabajo fue premiado con un Grammy en 1994.

A pesar de este galardón, Ali Farka Touré no deseaba alejarse de su tierra natal para grabar nuevamente, ante las insistencias de su productor, Nick Gold. Por ello, éste hizo instalar equipos musicales en una fábrica de ladrillos abandonada en Niafunke. La localidad inspiraba todo tipo de sensaciones y sentimientos en Touré para producir su música.

Luego de un tiempo, en septiembre del 2005 publicó, con la colaboración de Toumani Diabaté, el álbum “In the heart of the moon” por el que obtuvo su segundo premio Grammy en la categoría de música tradicional.

Con una enfermedad a cuestas, el 7 de marzo de 2006, el Ministerio de Cultura de Mali anunció que había fallecido Ali Farka Touré, a la edad de 67 años, de cáncer de huesos.

En 2004 fue nombrado alcalde de Niafunké y con dinero de su propio bolsillo asfaltó las carreteras, construyó varios canales y puso en marcha un generador para proporcionar electricidad al pueblo. Los temas que cantaba eran acerca del trabajo, la educación y la paz. Eran auténticamente de Mali, para Ali Farka Touré.

Mali blues

Ali Farka Touré, el cantante de blues del sahel, perteneciente a la etnia songhai, era conocido como el John Lee Hoocker de Malí. Para reiterar que las raíces de esa música estaban en África, Ali solía decir: "El tiene las hojas y las ramas; nosotros tenemos el tronco y el árbol". Touré fue uno de los pioneros del Malí Blues, estilo de jazz africano; y siempre insistió en las raíces de su música, originarias del norte de Malí y no del blues americano.

Discografía

Farka (1976)

Ali Farka Touré (World Circuit/Mango, 1987)

Songs from Mali (World Circuit, 1989)

The River (Mango, 1993)

The Source (World Circuit/Hannibal (1992)

La Drogue (Sonodisc, 1994)

Talking Timbuktu (World Circuit-Great Britain/Hannibal Rykodisc HNCD-1381 -USA (1994)

Radio Mali (World Circuit/Nonesuch, 1996)

Kenouna (Rhino Records, 1998)

Niafunke (World Circuit, 1999)

Red/Green (World Circuit; álbumes antiguos - de 1979 y 1988- remasterizados)

In The Heart Of The Moon (2005)

Savane (2006)Foto


2 comentarios:

Anónimo dijo...

este es un tipo que me gusta
tengo varios disacos
y que tengo varias cortinas de el
que buena info!!!
faku hormiga

PABLO dijo...

fue un grosso realmente
fusiono el folklore tradicional de mali con el blues
de ahi el apodo de THE AFRICAN BLUESMAN
LAMENTABLEMENTE NO FUE MUY CONOCIDO Y LOS QUE LO CONOCEMOS
SOMOS CONTADOS CON LOS DEDOS

saludos
pablo